RSS Feed

30 may. 2011

ARTEFACTUM II

Si la melancolía comporta un estado impreciso
sin ninguna pretensión determinada…
-¿Qué intento hallar tras esta penitencia autoimpuesta?-
-¿Cuál es la verdadera intención de mi dolor?-
-¿Por qué tengo la imperiosa necesidad de seguir sufriendo?-

He trepado desnudo, elevado hacía el nirvana
y he alzado gritos viscerales que yacían
entre la cascada de un placer desconocido.
He derramado vida in útero,
vertido la prolongación
de mi existencia dentro de la cueva oculta
que se posiciona bajo los parámetros
de un onirismo exacerbado.
¡Bendita oscuridad!

ARTEFACTUM

La lucidez brota de la sangre,
el remordimiento desgasta el alma
e impide el olvido,
por eso uno vuelve a sus principios,
a esa liturgia que lo caracteriza:

su escritorio
que parece ya un cementerio
se muestra impoluto desde hace unas semanas.

Recuerda las madrugadas
en las que intentó formular
absurdas teorías pseudo-metafísicas
para luchar contra la alienación
que ha hecho de la seres humanos unos miserables.

La sociedad ha aunado la virtud animal
con la "razón"
- (gran defecto del ser humano)-
y al extrapolarla
ha obtenido como resultado
la maldad
y una lícita crueldad.

Es de esa involución de la que intenta huir;
ahora, pasado un tiempo,
se da cuenta de que el dolor es el motor de la existencia,
que sólo este es capaz de liberaros,
de hacernos superar las adversidades más extremas
(las que tiene como víctima el corazón)
y nos permite un planteamiento difícil
pues descarta imperativamente el ensimismamiento
para trazar una visión objetiva de los hechos:

-La certeza sólo es válida si se tiene en cuenta
lo acontecido y estamos dispuestos a repetir los errores-

-El amor si no se ha amamantado con una continua sensibilidad
es algo abstracto condenado al fracaso de lo efímero
y esto puede llevar a la aparición de nuevos Ted kaczynski-

29 may. 2011

PUNTO Y APARTE

Escarbo entre los frágiles y grises
restos de cielos magnéticos
para conservar un lirismo propio.

Camino entre el desierto del más allá
donde confluye el estado de mi espíritu,
me niego a aprehender
aunque ese sea el único modo de supervivencia.

La caverna rebosa prestigio y fama.
Yo soy un ser multiplicado
que ha mutado sobre sí mismo;
mi obsesión se ciñe a la infinitud.

Ayer fui “poeta”, hoy psicópata.
-¡He evolucionado!-
una mutación que ha transformado
mis alas de cera en orgullo

Os buscaré en estos viajes que me acometen
para asesinar vuestros delirios,
arrancaré las órbitas inciertas
de las miradas sin trasfondo;
os cegaré para privaros
de la centelleante luz
que emana de las puertas
por si algún día decidís salir de las tinieblas.

Habéis rebanado las alas de las golondrinas,
una auténtica matanza se ciñe ante mí,
van cayendo como si de gotas de lluvia
se tratase; la sangre lo inunda todo,
es lo más cruel que puede contemplar un ser humano.
Los agónicos gorjeos resquebrajan el cielo
con el grave tintineo de campanas
que repican a duelo.

Ahí tenéis el himno de vuestra victoria.

El amor no nos salvará
de nosotros mismos.
Un día volé más lejos
que todos vosotros
y eso os dolerá para siempre.

Estos momentos de sosiego
son el resultado de un pensamiento visceral
que obedece a la enfermedad
que me acomete
al ver la vida insulsa,
carente de cualquier ápice de humanidad.

Ahora soy más fuerte
aunque siempre tendré a mano el espejo
cubriendo mi espalda.
No tengo miedo
de los espíritus que merezcan ser vengados,
acato mi culpa para poder descansar en paz
de una vez y para siempre
pero que cumplan su objetivo
(y que se aseguren bien de que estoy muerto)
pues si yerran significará
que han malgastado su desquite
y estaremos en paz.

Necesito urgentemente convencerme
de que lo único legítimo
es mirar dónde poner el pie para un siguiente
paso en cierto

28 may. 2011